Nube

17° Ciudad de México

Viernes 12 de Abril de 2024

Invincible, segunda temporada: Creo que sí soy obsesivo

No creo que vayamos a encontrar, hoy en día, muchas series que sean en la animación o en el género de superhéroes tan buenas como Invincible.

18 de Marzo de 2024 - 19:40

Invincible, segunda temporada: Creo que sí soy obsesivo

Por Hauvery Cetina

Quienes me conocen saben que una buena parte de mi personalidad viene a causa del Trastorno de Atención e Hiperactividad que tengo (sí, soy tipazo por un trastorno). Esto significa, sí, que a veces puedo olvidar el celular en el refrigerador, pero también que tengo episodios de hiperenfoque en los que por horas, días y meses no puedo quitar mi atención de algo. Esta semana eso ha sido Invincible

Esta serie animada de superhéroes se estrenó en 2021. Pero no fue hasta el año pasado que estrenó los primeros cuatro episodios de la segunda temporada y, sorpresivamente, no sólo logró mantener la calidad ¡sino que la superó! Me dejó tan en suspenso que salí corriendo a leer los cómics y los terminé en dos semanas. Y como la semana pasada volvieron a salir capítulos, y ya volví a ver todo tres veces, me pareció buena idea venir a recomendárselas. 

Marvel: Retuércete de envidia

No creo que vayamos a encontrar, hoy en día, muchas series que sean en la animación o en el género de superhéroes tan buenas como Invincible. En cuanto a historia, la primera temporada arrancó con uno de los mejores plot twists que van a ver en un episodio piloto, y terminó con un adolescente invulnerable recibiendo la patada en el trasero más traumática del universo. 

La segunda  retomó la historia en el trauma de dicho adolescente tratando de volver a ser un héroe, mientras carga una potencial guerra interplanetaria en su espalda.

Suena a una historia relativamente sencilla, pero, ¿qué la diferencia de todo lo de Marvel que hemos visto últimamente? Tres cosas: 

Personajes, porque consiguió darle a estos superhéroes diversos niveles de profundidad tan complejos, y al mismo tiempo tan cercanos, que es imposible no identificarse con ellos.  

Estructura, porque encontraron la mejor forma de adaptar el ritmo de la historia en los cómics, a un formato de serie que se siente orgánico y con una gran economía del wow.

Y por último, construcción de expectativa. Cada capítulo logra dejarte con las ganas de ver el siguiente y con una real preocupación por cómo saldrán adelante nuestros héroes. 

Máster class de adaptación

Amé los cómics de Invincible. La historia de inicio a fin está plagada de momentos emocionantes, cercanos, sorprendentes y enternecedores. Sin embargo, no puedo darme el lujo de ignorar que muchas de sus formas no son las más adecuadas para lo que hemos aprendido que es correcto en la actualidad. 

El principal está en sus personajes femeninos, como Amber, Atom Eve o Debbie Grayson, que en los cómics son poco más que personajes sin agencia que existen sólo para empujar el arco de los personajes masculinos. 

La serie resuelve este problema: le dio a cada una de ellas un arco propio (como Eve resolviendo la crisis existencial que da ver la consecuencia de usar sus poderes; Amber encontrando la forma de establecer límites en su relación; y Debbie lidiando con el trauma del abandono y el perdón). Y lo hace de una forma orgánica, hasta sutil, que trata estas necesidades narrativas de la forma que más necesitamos: con naturalidad. 

Escribo este texto más como un rant, como lo contaría emocionado en un bar, más que como un texto intencioanlmente estructurado, porque me parece que es la mejor forma que tengo para hablar de esta serie. Es una serie que, tras verla, va a hacer que necesiten más (lo cual agradeceré, porque significa que podremos volver a hablar de ella desde esa misma emoción). 

TEMAS